Mensajes sin ocasión

  • Te regalo vida para alegrar tus días.
  • Te regalo ternura y aire puro como esta plantica lo hará en tu vida.
  • Florecer se da más bonito cuando la vida obsequia compañía invaluable y el alma se llena de gratitud y amor.
  • A través de esta plantita te deseo el mejor de tus días y espero que de ahora en adelante ella te alegre en mi nombre cada día.
  • Quiero seguir iluminando tus días.
  • Quien entrega y siembra todos los días un poco de amor, tiene el privilegio de ver florecer bellos sentimientos.
  • Con paciencia y amor todo se fortalece, vive y florece
  • Planta tus sueños y los días felices crecerán.
  • Esta planta significa lo que tú eres para mí: vida, fuerza y delicadeza.
  • Te regalo vida para llenarte de alegría.
  • Eres la historia más bonita que Dios ha escrito en mi vida.
  • Qué mejor manera de cambiar el mundo que cuidar un pedazo de este.
  • Recibe esta plantica como símbolo de vida. Riégala con tu ternura y comprensión como lo hiciste desde que llegaste a mi vida.
  • Que la vida te siga llenando de felicidad infinita para que alcances la plenitud.
  • Hoy es un buen día para sonreír.
  • Dios me ha dado la oportunidad de plantarme en tu vida, de cuidar de ti y llenarte de amor todos los días.
  • Que tu vida sea un jardín zen… arenas para dejar huella, plantas para echar raíces y rocas para recordar la belleza de la fortaleza
  • ¡Una carga de energía para tus días!
  • Encontrarte no fue suerte, fue un regalo de Dios.
  • ¡Siembra sonrisas y encontrarás alegría!
  • Siempre voy a estar acompañándote, regalándote algo de aire puro como esta planta lo hace.
  • ¡Un regalo del universo para ti!
  • Deseo que la vida te de los frutos de todo lo que has cultivado en tu vida y así cumplas todos tus sueños.
  • De mi parte jamás te hará falta color en tu vida, te obsequio este arcoíris de colores para que sonrías, lo cuides y florezca como lo haces tu todos los días.
  • “Si alguna vez hay un mañana en el que no estemos juntos, hay algo que siempre debes recordar: eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces, y más inteligente de lo que piensas. “–Winnie The Pooh