¿Cuándo debo trasplantar mi Suculenta?

como trasplantar una planta

Algunas veces, notamos que nuestras suculentas están estancadas y dejan de crecer, esto puede deberse a que ya no tienen más espacio para seguir creciendo.

¿Cómo saber si debes cambiar tu suculenta a una matera más grande?  

Es muy sencillo, revisa la parte de abajo de tu matera, si las raíces se están saliendo por el hueco del drenaje como en esta imagen, quiere decir que:

DEBES trasplantar tu suculenta porque no hay más espacio dentro de la matera para que las raíces se expandan ni para que sigan creciendo y si las raíces no crecen la planta que vemos por encima de la matera tampoco va a progresar.

Por otro lado, las raíces que salen del hueco indican que la planta ya consumió todos los nutrientes de la tierra o sustrato que está en la matera.

Para trasplantar necesitas:

1. Matera de cualquier material o diseño. (Esta debe ser más grande que la original. Tu eliges cuanto quieres que crezca tu planta dependiendo del tamaño de la nueva matera.)

2. Tierra abonada y fresca. Cantidad: suficiente para llenar la matera en su totalidad.

3. Una pala o algún instrumento para la siembra.

4. Piedrita decorativa (opcional)

Pasos para el cambio de matera o maceta:

  1. Con una mano toma tu matera antigua y con la otra el tallo de tu planta para retirarla. Si las raíces están muy aferradas no te permiten sacarla introduce la pala por los lados de la matera para aflojar las raíces y repite el procedimiento hasta que las raíces y la tierra queden por fuera de la matera.

2. Sacude las raíces con cuidado para que queden sin tierra.

3. Si las raíces están muy largas o tienen algún hongo, despúntalas con unas tijeras limpias.

4. Toma tu nueva matera y llena el 95% de esta con tierra abonada. Con la pala, realiza un hueco en toda la mitad de la tierra (tan profundo y ancho como lo requieran las raíces de tu planta).

5. Introduce las raíces en el hueco y con la pala agrega más tierra hasta llenar la matera. Asegúrate de que la planta sobresalga de la matera y no quede hundida

6.Con ayuda de la pala haz una leve presión sobre la tierra para que tu planta quede más firme.

7. Limpia la pala, toma la bolsa de piedrita decorativa y colócala sobre la tierra.

Tú planta estará lista para crecer más, estará mucho más cómoda y lucirá hermosa en la nueva matera:

Si deseas hacer este procedimiento en casa, conoce las materas que tenemos para ti en diferentes etilos y tamaños, y el kit para trasplantar que incluye todos los implementos necesarios para hacerlo:

Deja una respuesta